Rendido.

DISCLAIMER: Este post no esta escrito correctamente, no va dirigido a nadie y probablemente no tenga mucho sentido.

¿Perdido? ¿Esa es la palabra? Me encuentro en un punto de mi vida en el que me he abandonado a mi mismo, he abandonado mis pasiones, he abandonado a mis amigos, a mi familia, mis sueños y aspiraciones. Lo peor es que nisiquiera recuerdo cuáles eran esos sueños, esos amigos, esos deseos. No. En realidad sí lo recuerdo, y como siempre, tengo una justificación para todo. Primero que nada, mis sueños, mis gustos, mis deseos mis aspiraciones, se han ido probablemente por que han evolucionado en otros, han cambiado, han crecido. Pero ¿Es eso cierto? ¿He sido yo quien he crecido o me he estancado en un estúpido Status Quo, en el que no hay cabida para lo que mi alma y mi corazón quieren?. Más bien lo segundo, me he dejado cegar por que las cosas “están bien”, pero preguntándole a mi corazón la respuesta es otra. Si las cosas estuvieran bien no estaría escribiendo esto.

Creo que la culpa de todo esto la tiene mi trabajo, que me ocupa unas 12 o 13 horas al día… ¡Pero qué estupideces estoy escribiendo! La culpa no la tiene mi trabajo, la culpa la tengo yo por continuar haciéndolo. -“Pero me gusta”- Digo, pero, ¿me gusta? me pregunto. La respuesta es, en mi caso, un poco más compleja de lo que parece. Cuando uno se encuentra en inmerso en una situación tal y como en la que yo me encuentro es difícil saber si las cosas se hacen por gusto o por obligación, y haciendo lo mismo durante suficiente tiempo es inevitable encontrarle el gusto a cualquier cosa. Pero ¿me gusta? me vuelvo a preguntar. Tiene cosas muy buenas, ser jefe de producción te da cierta satisfacción, decir “esto es para lo que yo estudié, y lo estoy haciendo, y lo estoy haciendo bien”. Así es, da cierta satisfacción. Sin embargo, estando como estoy convencido de que estudié una carrera que no quiero quería ejercer, el hecho de que me de cierta satisfacción no significa que me guste. Ahí está el conflicto: me satisface, más no me llena. “Es como vivir alimentándote de puro tofu” dijo un vampirillo alguna vez.

Ahora bien, ¿por qué no dejo ese trabajo de mierda y me dedico a hacer lo que realmente amo? Por que estoy perdido, hace tanto tiempo que ni siquiera pienso en aquello que me apasiona que realmente no se si al día de hoy siga sintiendo lo mismo. ¿Cómo saber si aún me gusta el diseño si hace años que no lo hago? ¿Cómo saber si me apasionan los medios visuales si no he dedicado ni media hora a ello desde que terminé la carrera? ¿Cómo recordar todos mis viejos sueños urbanos si paso el 90% del tiempo encerrado en una fábrica, o en mi casa o en algún otro espacio confinado?. Me siento estúpido y vacío. Salgo del trabajo exhausto, cansado física y mentalmente. Ya ni siquiera me dan ganas de continuar con mi curso de Maya. Uno de mis sueños de antaño era aprender Maya (Autodesk Maya no la lengua Maya) y ahora la emoción ha desaparecido. En cuando a mis amigos ni hablar, es lamentable cómo mi madre tenía razón al decir que “no existen los amigos”.

No creo en el amor, no creo en la amistad, no creo en la honestidad ni en la franqueza. Sólo creo que uno crece descubriendo que nada de lo que uno cree de niño es real. Que el mundo esta corrupto, que el mundo es pura fantasía, nada es real. Quiero despertar a mi realidad, en la que los amigos son fieles, los sueños son alcanzables y los amores son eternos. Quiero volver a mi mundo, quiero volar de nuevo, soñar, vivir, crecer, quiero sentir amor una vez más. Quiero abandonar el odio y el rencor, olvidar todo aquello que ha corrompido mi alma. Quiero morir y volver a nacer. Una vez más, esta vez será la definitiva.

Acerca de LuisHaro

Me llamo Luis Haro y tengo 24 años de edad. Mexicano. Nuna me he sientido cómodo hablando de mi mismo, tengo la autoestima demasiado alta como para poder dar un juicio objetivo sobre mi mismo. Algunos datos sobre mí... Me gusta mucho el Cine y la Música, se me hacen artes hermosas. Mis películas favoritas (entre múchisimas otras) son Underground, Kill Bill, Pulp Fiction (se nota que soy hijo de los noventas) Fight Club... --- Mis bandas faovirtas son, sin lugar a dudas, Sigur Ros, Radiohead, Goran Bregovic, Kent, Tool y muchas otras que no escribo para no aburrir. Me gusta salir a patinar por las calles de la ciudad. Trabajo en una fábrica de sandalias en el área de sproducción pero lo mío no es propiamente la ingeniería sino el diseño digital y los medios visuales. Finalmente he de mencionar que me deben de conocer por mis posts, no por lo que escriba en mi perfil. Gracias a todos mis lectores.
Esta entrada fue publicada en historias. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Rendido.

  1. Roxas dijo:

    Sinceramente… es la primera vez que alguien escribe lo que yo siento en estos momentos … pero … sabes creo que siempre hay una razón y una lógica para todo … lamentablemente no todo es perfecto en esta vida.

    Creo que si escogimos lo que elegimos, fue por algo, lo único que nos resta es recordar el porque “escogimos” aquello y acepatar las cosas tal cual.

    Entiendo como te sientes, creeme yo estoy igual.

    Saludos!😉 y gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s